Vete de mi lado

Esta es una de esas poesías ambiguas, que al final no se sabe a qué le tienes miedo, porque continuamos en esa línea, la semana todavía no ha llegado a su fin, así pues, depende de la interpretación de cada uno, ya me diréis qué sentistéis al leerlo.

Llega el día, ya se fue la luna

cae mi vida con la llegada del día

quiero dormir, soñar

allí estoy a salvo.

La oscuridad, donde nadie me vea.

No lo soporto, es mucho para mí

demasiada locura a mi alrededor.

Me tapo los oídos,

me siento en el sillón,

me encojo de hombre,

ya empezó la discusión.

Es más sencillo no hablar

perderme entre mis sueños

que responderles a mis fantasmas,

yo tuve la culpa, lo sé

no hice nada por remediarlo

Lo sé…Lo sé…

Déjame tranquila, no vengas

Hasta luego, señor Miedo,

prefiero estar en mi misma

que caer al vacío del no saber.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s